Presentación

El Diario NY

Paginas para solteros – 30652

Foto: Shutterstock Por: Consumer Reports 12 de Enero Puedes hacer casi todo en línea en la actualidad: comprobar tu saldo bancario, comprar zapatos, escoger un colchón y pedir un taxi. Así que cuando Roberta Caploe estaba lista para tener citas de nuevo luego de divorciarse, no les pidió a sus amigos que le arreglaran una ni tuvo la necesidad de frecuentar bares o clubes deportivos. Se inscribió en Jdate, un sitio de citas en línea para judíos solteros. Las citas en línea han perdido el estigma de ser solo para los corazones solitarios. De hecho, la gente mayor de 50 años es uno de los segmentos con mayor crecimiento. Debido a este cambio cultural, los sitios de citas en línea tienen un alcance sin precedentes en nuestras vidas. Son los guardianes de una gran población de potenciales parejas, controlan a quienes conocemos y cómo.

Besarse: el principal riesgo de transmisión

Entonces si se decide con mucho delight espero su correo. Linda y larga vida para todos aquellos que desean ser y hacer feliz dando lo mejor de sí. Desearía conocer un caballero, algo mayor que yo aun 60 años, que desee retomar su vida sentimental. No tengo inconvenientes, si tiene hijos. Lo importante son los sentimientos que sean verdaderos y cheat una actitud de nobleza, el físico y lo material no lo es todo.

A partir de los años 80

Y con ellos las percepciones sociales del mundo, entre ellas, el concepto en las relaciones de pareja y de la propia soltería. En la boga, no tener pareja se asocia a atributos como libertad o autonomía. Esto es, una nueva idea sobre el disfrute individual y sobre la denial aceptación de los convencionalismos sociales, explica Juan Carlos Jiménez, profesor de Sociología de la Universidad CEU San Pablo. Es sobre todo, un cambio de valores: disfrute individual frente a lo que la sociedad supuestamente demandaba.

eva en vivo - Que hacer y que no hacer en una citas #evaresponde

RELACIONES

Y aun así, la cuestión sigue pareciendo relevante, sobre todo en días como hoy. Vivimos en una cultura que tiende a celebrar y a exaltar a las parejas y que encasilla a los solteros como seres atípicos, inadaptados o bichos raros incapaces de encontrar a nadie que los quiera. Pobrecitos solteros. La respuesta es sencilla. Tampoco pretende decir que casarse es un disparate, o que estar soltero es mejor. No lo es.