Encuentros

¿Es la comida estadounidense tan mala como pensamos?

Hombre solo come – 69021

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds. El estado es encargado de regular velando por el bienestar de los ciudadanos, de garantizar sus derechos y su calidad de vida. Para ello tiene que tener potestad para prohibir y para permitir. Por una parte, entiendo que la Ministra de Sanidad vele por los ciudadanos invitando que NO obligando, dicho sea de paso, y me remito a sus declaraciones y a la legislación vigente a retirar una publicidad de un producto malo para la salud. Yo me quedé asombrada ante la cantidad de calorías y poliinsaturados que te dan por 4 euros. Pero esto no es nada nuevo. Él decide. En esta sociedad también hay cantidad de cosas nocivas para nuestra salud, y siguen anunciandolo y pregonandolo. Existe el tabaco, el alcohol, componenetes de alimentos que a largo plazo y con consumo excesivo pueden causar cancer, rayos UVA, etc, etc.

Alabama: Chez Fonfon : Birmingham

A la industria tales mitos —de los alimentos prohibidos- les vienen de boato porque debido a la inseguridad que te provocan estos nutrientes, la generalidad presentes en muchas de nuestras comidas, pues te mantienes fiel a las bolitas y no das comidas y nutrientes naturales a tu perro, que sin duda alguna lo beneficiarían abundante. Para que te hagas una abstracción de la tramposa verdad que has estado viviendo respecto a la bulbo y tu perro lee las siguientes líneas y pon mucha atención. Para ahondar en el tema del ajo y la cebolla te recomiendo levante artículo de mis amigos de naku. A mis perros del comparto algunas veces helado de chocolate.

La dieta perfecta

Vive en una gran ciudad, tiene novia, habla poco y viste ropa cheat dejes hiphoperos. Pero hay algo que distingue a este quinceañero holandés de la mayoría de los chavales de su edad. Tom no come hamburguesas, ni patatas fritas, ni espaguetis, tampoco Doritos. Tampoco pescados a la blindaje o verduras al vapor. Sólo frutas y verduras crudas. Su madre, Francis Kenter, decidió adoptar la dieta crudivegana cuando Tom tenía cinco años, y una década después mantiene su fe de que ingerir productos cocinados o de origen animal es perjudicial para la salud. Pero el adolescente responde que come así porque quiere, denial porque ella le obligue. La binza, segunda parte de un documental fore titulado Raw crudo en inglés , vuelve a entrar en la familiaridad de esta familia para contar sus razones, su vida cotidiana y su pelea con el Estado para albergar sus posiciones dietéticas.

COMPRAMOS TODO EL MENÚ DE BURGER KING!! (y lo REGALAMOS en la CALLE!!)