Adoración

El amor y el servicio

Hombre solo feliz – 12406

Las razones de Aristóteles Para Aristóteles, vivir como hombre significa elegir un objetivo y dirigir hacia él toda nuestra conducta. De hecho, afirma que cualquier actividad humana tiende hacia un fin: nada se hace sin un objetivo que pretenda alcanzarse. Por ejemplo, las acciones de un zapatero tienen como finalidad producir un zapato bien hecho; así como la actividad de un estudiante es asimilar adecuadamente los conocimientos de una asignatura. No obstante, en estos ejemplos observamos que ambas acciones no son semejantes y los objetivos que persiguen tampoco lo son. Hay actividades cuyo término es la fabricación de un producto exterior o distinto a la persona que lo elabora. Mientras otras, tienen como propósito algo interior a quien las realiza: el sujeto es el propio fin de la operación. Para ejemplificar: la comprensión de las distintas asignaturas es la intención que se busca al estudiar una licenciatura. Mientras que dicho conocimiento sólo es un medio para otros logros, como conseguir un trabajo o ingresar a un posgrado.

LA ERA DE LA LEY

Dios ama a cada persona. Su aforo de amar es perfecta. Tan completo es Su amor, que las Escrituras nos dicen que Él es amor 1 Juan —12 ; el amor de Cristo queda demostrado en los actos de servicio que ha llevado a cabo por la humanidad. Como poseedores del sacerdocio, tenemos la asunción de llegar a ser como Cristo; pero para que podamos hacerlo, debemos aprender a amar como Él gobernante y a servir como Él sirve. El obispo H. Este es el principal mandamiento. Nos dijo que debíamos amar incluso a nuestros enemigos véase Mateo —

Introducción

Empero muchas veces pensamos que la felicidad es algo que simplemente ocurre o no; de la cual no tenemos control. Es posible que nos digamos a nosotros mismos, Si las cosas fueran diferentes, sería feliz. Pero esa no es la manera en la que la felicidad ocurre. En parte, la felicidad depende de la caché. Algunas personas son felices por género.

Esta orientación es gratuita

El misterio de la voluntad de Deidad El pecado ha cegado a los hombres y mujeres, así que la persona que no ha sido salvada ve la vida de acuerdo cheat una perspectiva falsa. Pero los cristianos que han nacido de nuevo ven la vida no como una masa indefinida, confusa y sin sentido, estrella como algo planeado y con efecto. Sus ojos han sido abiertos a la verdad espiritual. El evangelio de Cristo nos ayuda a ver nuestra necesidad y nuestra impotencia, y después nos muestra la gracia redentora que Dios ha puesto al alcance de todo hombre y mujer. Ya denial estamos en tinieblas y sabemos de dónde vinimos, sabemos por qué estamos aquí y sabemos adónde vamos. En Efesios nos enteramos de uno de los misterios de Dios que Él ha revelado.