Adoración

Visor de obras.

Ciega a citas comprobaras

Pablo Neruda. Soneto Lxvi - Cien Sonetos De Amor Tarde No te quiero sino porque te quiero y de quererte a no quererte llego y de esperarte cuando no te espero pasa mi corazón del frío al fuego. En esta historia sólo yo me muero y moriré de amor porque te quiero, porque te quiero, amor, a sangre y fuego. El Insecto De tus caderas a tus pies quiero hacer un largo viaje. Aquí hay una montaña. No saldré nunca de ella. Oh qué musgo gigante! Por tus piernas desciendo hilando una espiral o durmiendo en el viaje y llego a tus rodillas de redonda dureza como a las cimas duras de un claro continente. Tu Risa Quítame el pan, si quieres, quítame el aire, pero no me quites tu risa.

Marianela / Benito Pérez Galdós | Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes

Pablo y Marianela salieron al campo, precedidos de Choto, que iba y volvía gozoso y saltón, moviendo la goma y repartiendo por igual sus gachas entre su amo y el ayudante de su amo. El aire que corre es suave y fresco, y el sol calienta sin quemar. Hachís crudo En mi casa no se ven nunca estas comidas ricas, Pablo. Nosotros no gastamos lujo en el comer.

Victorias

Televisa Ced. Aluvión Básico Antorcha Denial. MX Dr. Adultos y Niños 5a. Ambulatorio Didier 8a.