Actuaciones

Las consecuencias de ligar las drogas al sexo

Quiero conocer calama

Por eso, ante un primer síntoma de temor, hay que tratar de resolverlo, dicen los especialistas. En la imagen, Meryl Streep en la película 'Si de verdad quieres'. Cuando le preguntamos sobre ciertos temores sexuales femeninos, primero advierte de forma tajante. Este tipo de temores no son patrimonio exclusivo de las mujeres, como ya pudimos comprobar en ICON.

Hay que comunicarse

Pinche la imagen para conocer sus verdaderos efectos. Sin embargo, la bibliografía científica nos dice otra cosa bien distinta: las drogas producen un efecto aciago en las relaciones sexuales. Por baza, esta mezcla es simplemente, imposible. O posible pero con resultados devastadores. Esta y otras conclusiones son extraídas por este especialista tras una investigación -realizada en este centro- que analiza la relación entre el consumo de drogas y sexualidad.

Quiero conocer jovenes braguita

Vea el gráfico para conocer cómo afecta cada droga a la función sexual

El primer estudio en investigar la acción cerebral de los adictos al amor ha descubierto similitudes con aquellos que sufren de adicción a las drogas. Cuando en el famoso actor Michael Douglas fue admitido en una ambulatorio de rehabilitación, las causas de su internamiento llamaron la atención sobre un concepto hasta ese entonces novedoso: la adicción al sexo. Pero existe una polémica sobre si la gente puede volverse adicta a los comportamientos sexuales, incluido ver pornografía. El estudio mostró que se activaban los mismos centros de recompensa que los que se activan en el cerebro los de los adictos a las drogas cuando ven su sustancia predilecta. Dos de los hombres que participaron en el estudio habían perdido su empleo tras consumir porno en el lugar de trabajo, y cuatro de ellos dijeron que la pornografía era una faceta de evitar las agencias de lenocinio y los fetiches. Luego compararon los resultados obtenidos entre gente que reporta un comportamiento sexual compulsivo y personas sanas. Los resultados, publicados en la revista PLoS One, mostraron mayores niveles de actividad en aquellos adictos en tres partes específicas del cerebro: el estrato ventral, el córtex del cíngulo anterior y la amígdala.

Te Recomendamos

Lo hacemos para evitar dañar sus afectividad. Es por eso que ellas a veces no son completamente honestas cheat los hombres en cuanto al amor se refiere. No pasa nada por que no conozcan toda la realidad, aunque otras sería necesario que supieran lo que realmente ocurre y lo que piensan verdaderamente.

BBC News Mundo Navegación

Su sinónimo actual, hipersexualidad, genera confusión entre las personas especialmente deseantes y activas sexualmente. Esta enfermedad, señalada como un vicio, aunque habitualmente normalizado y potenciado en el género masculino, se banaliza o critica al mismo tiempo que se contribuye a su adicción en muchas ocasiones. Insatisfacción permanente En una formación de empresa, varios sexólogos estuvimos hablando sobre el modelo kano, de los años 80, sobre desarrollo de productos y satisfacción del cliente. Ya resulte sorprendente, este modelo me conectó con la adicción al sexo. Y esto mismo sucede con las adicciones, incluidas las sexuales. Que aunque se consiga el objeto de deseo, adeudar un buen funcionamiento y rendimiento, alcanzar orgasmos o disfrutar sexualmente, la assumed role no queda satisfecha. Que elija la sexualidad es comprensible, pues su bodoque positivo de placer inmediato es evidente aunque, a los pocos minutos, la persona adicta vuelva a sentirse vacía.